ana sola ilustradora

 

¿Conoces esa sensación de un primer amor? Ese sentimiento único que ocurre dentro de ti, como si alguien fuera capaz de estrujarte el corazón, de mirarte con el alma y de hacer cada segundo interminable…
Quiero confesarte que un día me enamoré y sigo estándolo.
Me enamoré del mundo de la ilustración, de las gubias que usan mis manos y de cómo cada estampación ilumina mi alma al destaparla por primera vez.
Quizás todo esto te suene a cuentos de hadas, a historias de película o incluso suene en tu cabeza la banda sonora de “El diario de Noah”, pero así son cada una de mis creaciones.

Estampadas a mano una a una en mi taller con la paciencia de la mente, el saber hacer de las manos y la pasión de un sueño.

Cada proyecto son historias, historias de verdad.
Historias de la vida, del amor, de los viajes… Cada pieza lleva con ella la historia que hay detrás. Esa anécdota que convierte una creación en un momento o regalo inolvidable, para sorprenderte cuando la disfrutes.

No te preocupes si no encuentras la historia que llene tu alma, cuéntame tu aventura y la creamos juntos. Esa idea puede convertirse en una pieza real que te acompañe en cada paso de tu proyecto.

Cada día que entro al taller pongo a trabajar cada pequeño músculo de mi cuerpo en preparar estos sellos artesanales, en buscar el mejor acabado y el cuidado de los pequeños detalles. Mimo, dedicación y preocupación en cada estampación y aún así cada serie resulta diferente. Y es que esos pequeños defectos en realidad son grandes virtudes que hacen de cada pieza un objeto único que llegará exclusivamente a tus manos. Delicadas láminas de papel para esos lugares especiales, tote bags para tu día a día, banderolas artesanales para tu hogar, tiernas postales para momentos únicos…
Pero como dicen que una imagen vale más que mil palabras, te invito a que descubras el resultado de mis piezas en estas fotografías.